Noticias

 

Las más de 50 hectáreas de la antigua fábrica Pastguren que llevan cerca de cuatro años sin actividad van a ser adquiridas a lo largo de este mes de junio, mediante venta directa, por la mercantil Albimas S.L.

El precio ofertado por Albimas S.L. asciende a 4,9 millones de euros, impuestos no incluidos. Oferta que viene acompañada por un plan industrial según el cual se generarán 60 empleos directos entre los puestos de estructura y dirección y los puestos de trabajo en mano de obra directa y 230 empleos indirectos en la zona y el entorno como consecuencia de las actividades previstas en los terrenos de la antigua Pastguren.

De esta manera, “el compromiso establecido es que se prevé generar de forma directa e indirecta, hasta 290 puestos de trabajo de gente de la zona en los próximos tres años”, explica Koldo Artaraz, alcalde de Güeñes tal y como le trasladaron en una reunión informativa los representantes de la empresa interesada en la compra.

La actividad que pretende desarrollar Albimas S.L. en la planta ubicada entre los municipios de Güeñes y Zalla, se enmarca en tres sectores diferentes pero con uniones sinérgicas.

Las líneas de actividad son la fabricación de astilla y pelets de madera, generación de energía renovable a partir de biomasa y de residuos de celulosa, para lo cual una parte de la madera que viene en las apeas, en concreto la corteza, se utilizará para la obtención de biocombustibles para la generación de energía y parque de valorización de biomasas consistente en un parque de gestión de residuos industriales que contienen biomasa y en general sobre residuos que favorecen a la lucha contra el cambio climático. El objetivo no es otro que el de dotar a Enkarterri de una actividad industrial que sin perder el origen fabril, vaya orientándose también a otras líneas de actividad económica con otros mercados no tan cíclicos como el sector del papel. “Ya en su plan industrial contemplan aprovechar la masa forestal del entorno para su actividad”, apostilla Koldo Artaraz, quien añade que “la actividad industrial que se va a realizar tiene una filosofía muy similar a la estrategia que se está poniendo en marcha en la comarca a través del proyecto Enkarterri Green, consistente en el desarrollo de actividades impulsoras de la comarca orientadas hacia la sostenibilidad y la protección del medio ambiente”.

Gracias a estas tres líneas de actividad se podrán reutilizar buena parte de las instalaciones productivas de Pastguren, dejando el resto de las instalaciones a la espera de nuevas ideas para su aprovechamiento. De esta manera, la inversión prevista en las diferentes actividades industriales propuestas en la planta para los próximos tres años es de aproximadamente 9,9 millones de euros. Una inversión que se puede incrementar en 5 millones de euros más en los dos años siguientes. 

“Después de muchos años de salir en los medios de comunicación por el cierre de empresas en Enkarterri, conseguimos ser noticia de nuevo, pero esta vez por lo contrario por la puesta en marcha de un proyecto empresarial que va a permitir resurgir la actividad industrial en los terrenos de la antigua Pastguren con empresarios de la tierra”, explica Koldo Artaraz, alcalde de Güeñes.

Albimas S.L es una sociedad que forma parte de un grupo de empresas familiar que viene dedicándose al sector maderero desde hace más de cien años. En origen, la actividad productiva se inició con la sociedad Maderas Orúe S.A., que se dedicaba a la explotación forestal y aserradero de madera. Posteriormente, se comenzó a fabricar embalajes de madera nuevos. Como consecuencia de la necesidad de los clientes de retirar los residuos de madera, el grupo familiar decidió constituir la sociedad Palets del Valle S.L., con el objetivo de desarrollar la actividad de valorización de madera y palets. Más adelante, y ante la oportunidad de desarrollar una nueva actividad de gestión de residuos no peligrosos, Palets del Valle S.L. pasó a valorizar otros residuos no peligrosos como el cartón, papel y plástico además de madera.

Pastguren S.L., entró en suspensión de pagos en octubre de 2009. En la actualidad la empresa Pastguren se encuentra en concurso de acreedores y los administradores concursales están inmersos en un proceso de venta de todos sus activos e intangibles. Son cerca de cuatro años los que esta empresa de producción de pasta de papel, que se encuentra ubicada entre los municipios de Güeñes y Zalla, lleva sin actividad industrial.

Sus terrenos industriales se encuentran en una zona privilegiada, muy cercana a Bilbao y al nudo perimetral, y de allí a la red nacional de carreteras y a la autopista vasco aragonesa y acceso a los puertos. Cuenta con apeadero de Feve en el lateral norte, con acceso directo al mismo a través de un camino colindante, utilizado en el pasado para el abastecimiento de materia prima. Por otro lado, cuenta igualmente con salidas naturales directas a Castilla León y Cantabria Sur. Ubicación que ha tenido muy en cuenta la empresa compradora Albimas S.L.